[CONTINGUT D’ALIFE TV]

Tras el fallecimiento de su marido, Noemí se mudó a la ciudad marroquí de Essaouira para encontrarse a sí misma y poder sobrellevar su proceso de duelo. Allí redescubrió su pasión por el dibujo, que no la ponía en práctica desde que era niña.

El resultado de esa aplicación del arte como terapia llevó a Noemí a  publicar dos libros ilustrados en los que la autora transmite sus sentimientos durante su duelo. Uno de ellos, “Mil futurs” (Mil futuros),  se convierte en obra de teatro.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *